2. Mantenimiento
    de una fuente de alimentación

 

La fuente de alimentación es uno de los componentes de la computadora que más polvo y suciedad acumula, debido a que usualmente todo el flujo de aire utilizado en la refrigeración del equipo pasa a través de ella, depositando las partículas que están en suspensión tanto en el ambiente exterior como el interior del gabinete. Dentro de la fuente (PSU), el dispositivo que más daño sufre por esta contaminación es el ventilador, ya que la suciedad acumulada en sus mecanismos puede dificultar o impedir por completo su rotación provocando un severo riesgo para el equipo. Por este motivo es necesario realizar un mantenimiento preventivo de la fuente en forma periódica, siendo la frecuencia y oportunidad del mismo condicionada al tipo de ambiente donde este funcionando la PC. No obstante si nos tomamos la molestia de observar cuidadosamente, es fácil advertir desde el exterior del equipo si hay una importante deposición de polvo en las aletas del ventilador (cosa que nos alerta que ya es hora de hacer una limpieza del mismo). En casos de equipos que funcionan en ambientes muy contaminados, con el tiempo algunos componentes electrónicos de la fuente son parcialmente cubiertos por polvo y/o pelusa, afectando esto la posibilidad de disipar calor de los mismos. En estos casos severos y extremos de deposición, se pueden producir irregularidades en las tensiones suministradas por la fuente.

A continuación mostramos los pasos necesarios para esta rutina de mantenimiento, que son aplicables tanto para una fuente AT como para una ATX.

El primer paso que jamás debemos obviar, consiste en desconectar el cable de alimentación eléctrica (cable interlock). También debemos desconectar cualquier otro dispositivo externo que se encuentre alimentado a través de la fuente (usualmente el monitor). Luego de hacerlo, debemos retirar la carcasa del gabinete ya que de lo contrario, la fuente no se podrá remover del bastidor para poder abrirla. Es necesario separar la fuente del bastidor, quitando los cuatro tornillos periféricos de fijación ubicados en la parte posterior del equipo, tal cual muestra la figura 7.1 (no confundir estos tornillos con algún otro que corresponda a la fijación del ventilador o de las fichas para el interlock de alimentación monitor).

Figura 7.1:
Al extraer estos cuatro tornillos
se separala fuente de
alimentación del gabinete.

>>>

 



Seguidamente se retira la fuente en forma parcial, ya que si la queremos remover en su totalidad habrá que desconectar todas las fichas que la vinculan con el motherboard y los periféricos internos (tanto en fuentes AT como en ATX). En el caso particular de las fuentes AT, si se quisiera separar por completo la fuente del gabinete, además habría que desconectar los cables de la llave de encendido (usualmente en el frente del equipo) lo cual implica retirar el bastidor que aloja el motherboard o remover el frente de la unidad central. En la figura 7.2 podemos ver el momento en que se separa la fuente del gabinete, sólo retirándola en forma parcial.

Figura 7.2:
En general, la fuente se retira
parcialmente sin desenchufar los
cables de las conexiones internas
del gabinete.

>>>

 

 

 














































Figura 7.1












Figura 7.2

  En nuestro ejemplo, para poder mostrar el mantenimiento con mayor claridad hemos extraído completamente la fuente aunque en una operación de rutina, tal como mencionamos, sólo se la retira en forma parcial ubicándola encima o a un costado del gabinete (según lo permita la longitud de los cables que quedaron conectados). La mayor parte de las fuentes de alimentación se abren retirando los tornillos que se encuentran en su parte superior, de manera de extraer su tapa o carcasa. En la figura 7.3 se muestra el caso de una fuente AT que posee cuatro tornillos y el de una fuente ATX que sólo posee tres.

Figura 7.3:
Para retirar la tapa de la fuente se
deben remover los tornillos superiores
(su cantidad puede variar
según el modelo).

>>>




















Una vez removidos estos tornillos, sujetamos firmemente el cuerpo de la fuente de alimentación y quitamos la carcasa tirando hacia arriba, prestando atención de no enganchar la tapa con alguno de sus cables internos. El procedimiento correcto de remoción de la carcasa de la fuente, es el que se muestra en la figura 7.4.

Figura 7.4:
Una vez retirados los tornillos,
se procede a remover la tapa
de la fuente

>>>








Para quitar el polvo depositado sobre los componentes, se puede utilizar un pincel de cerda suave o algún tipo de mini aspiradora (a pilas) que suelen venir incorporadas en los kits de limpieza de computadoras. En la figura 7.5, se muestra el uso de ambas herramientas para remover la suciedad depositada en el interior de la fuente.

Figura 7.5:
Para remover el polvo del interior
de la fuente puede utilizarse una
pequeña aspiradora o un pincel
de cerda suave.

>>>

 

 

 











Figura 7.3


 





Figura 7.4

 





Figura 7.5



 

Si utilizamos un pincel debemos cepillar el polvo de los componentes de la fuente, teniendo la precaución de que el mismo no se vierta sobre el interior del gabinete o pueda afectar algún periférico interno o externo del equipo. En algunos servicios técnicos se emplean sopladoras en lugar de aspiradoras, aunque este implemento debe utilizarse en un lugar abierto debido a que esparce el polvo acumulado en el equipo por todo el ambiente. Algunos usuarios se ven tentados de utilizar una aspiradora doméstica para el mantenimiento de las computadoras, lo cual no es totalmente recomendable. En general los modelos de aspiradoras de gran potencia (de más de 1300 Watts), poseen una fuerza de succión que puede dañar algún componente (o inclusive aspirar algún jumper o dispositivo que no estuviera muy firmemente fijado). Si utiliza una aspiradora doméstica para limpiar la fuente, tenga en cuenta hacerlo con sumo cuidado. Es por los motivos expuestos, que estas soluciones casi nunca son empleadas por los técnicos en el domicilio de los clientes y sólo son adecuadas para los laboratorios de reparación. Otra alternativa válida para la limpieza son los aerosoles que contienen aire comprimido (conocidos como “removedores de partículas”) que se venden en las casas de electrónica y en algunas casas de computación, aunque no se utilicen en forma masiva en servicio técnico, ya que su costo es elevado y su rendimiento pobre (se precisa casi el contenido de un aerosol para limpiar bien una computadora). Como uno de los ejemplos válidos, en la figura 7.6 podemos ver la limpieza interior de la fuente utilizando el mencionado “removedor de partículas”.

Figura 7.6:
Un método eficaz aunque poco
económico, es el uso de un aerosol
removedor de partículas.

>>>

 






Lo ideal es utilizar una combinación de ambos métodos, es decir que para retirar la suciedad más “gruesa” se emplea el pincel y para los detalles el aerosol de aire comprimido.

 































Figura 7.6

 

       
© Lic. Patricia Bustos - Curso de Mantenimiento y Reparacion

Print This Topic